Cristiano Ronaldo, Coca Cola, Roger Waters, Don Zuck... e IKEA


Ciao Ragazzx,


Pocos días atrás las acciones de Coca Cola cayeron un 1,6% (por un total de 4 mil millones de dólares de perdida) después de que Ronaldo (el futbolista portugués) en una rueda de prensa, durante el campeonato europeo de futbol, se le ocurrió alejar dos botellas de Coca Cola de a lado del micrófono y decir “Agua…”, dejando entender de no tomar Coca Cola.


Es muy interesante el ocurrido desde múltiples puntos de vistas:

Ronaldo puede permitirse el “lujo” de opinar, entonces opina; a Coca Cola no le conviene ningún conflicto con uno de los influencer más poderosos de la realidad digital, pero al mismo tiempo querrá saber, digo yo, para qué está patrocinando algo que la perjudica; las competiciones deportistas de esos niveles necesitan de los patrocinadores; la gente necesita … ¿qué necesita la gente?


En fin… un lindo lio


Algo similar, en otra escala y en un contexto mucho más paradójico, pasó con Roger Waters, también hace unos días atrás, cuando en un fórum acerca de la liberación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, reveló haber recibido un mail de Mark Zuckerberg (fundador y dueño de Facebook, Instagram, Whatsapp, y unas cuantas más), a través del cual Don Zuck le ofrecía un montón de dinero a cambio de los derechos para usar su canción “Another brick in the wall”, del disco “The Wall”, en un video promocional de y sobre Instagram.

Waters se opuso con énfasis prosaica y luego posteó todo lo ocurrido en su perfil de Instagram (¡Obvio!)


Ahora bien: Coca Cola se fundó en 1886, Ronaldo nació en 1985.

“The Wall” salió en 1979, y Don Zuck nació en 1984, o sea que tenía menos 5 años cuando Waters cantaba: “All in all, it was all just bricks in the wall. All in all, you were all just bricks in the Wall”.

Pero aquel muro no “cayó” como siempre se dice, porque los muros no caen así solitos; el muro de Berlín lo derrumbaron de un lado (preciso) hacia otro lado (preciso). Fue un sistema de “creencias” que quería acceder a otro sistema de “creencias”, ya que no aguantaba más, entonces empujó, empujó y los ladrillos cedieron.

Pero vieron como son las cosas, no?

Don Zuck, en 2004, solo 15 años después la "caída" del muro de Berlín, levantó otro muro, el de Facebook, más alto y más poderoso del que dividió Europa durante casi 30 años.

Un muro que como todos los muros que se respeten también tiene reglas y limites muy precisos, censura y filtros, y business, mucho business.


La escena es muy interesante y una vez más tiene que ver con "lo sonoro”:

Don Zuck, con cierta picardía (¿por qué no?) está haciendo un video para promocionar Instagram y ¿qué musiquita quiere para la banda de sonido de su video? ¡Una canción del disco “The Wall”! (Don Zuck es realmente un visionario y muy creativo además).

Prueba la gran jugada pero no le sale.

Sin embargo, por como contesta Waters en la rueda de prensa, parecería que el ex-Pink Floyd se enfada por el atrevimiento o estupidez del pedido de Don Zuck, cómo si dijera “¿Justo a mí me vas a pedir ‘colaborar’ con tus muros?”.


Pero me parece que el asunto es más interesante y va un poco más allá que eso.

Por un lado Don Zuck quiso hacer el paso más largo de la pierna: si le hubiese salido bien hubiera dado en el blanco desde el punto de vista empresarial, pero no le salió (vos también Markuccio mio, ¿no sabías con quién te metías?).

Por otro lado, si Waters se hubiese encontrado en una época de mala racha, si hubiese sido un poco menos militante, quizás hubiera cerrado un ojo (o un oído) y hubiese aceptado el cheque y facturado a costa de la perder un poco de ideología.


En situaciones de debilidad o de necesidad ¿todos nos doblamos, un poco, no? (es una pregunta).


Exactamente como hizo Trump cuando usó “We are de champions” para su campaña electoral (banda de sonido que fue inmediatamente bloqueada desde Londres: “No, no, no vas a usar nuestra música para tu cortejo” dijeron los Queen), Don Zuck midió el limite y encontró un “no” rotundo y unos cuantos insultos (pero eso es lo de menos).

Waters dijo, una vez más, "hay limites”, te guste o no caro Don Zuck, “hay limites”. Un poco como hizo Ronaldo.


Volvemos a él: el futbolista (que dicho de paso, tiene la cuenta de Instagram con más seguidores del Planeta Tierra y probablemente gana mucho más dinero ahí que en la cancha de futbol) con solo un gesto, y una palabra dicha con cara de docente-youtuber-fitness, “Agua…”, hizo caer de casi dos puntos las acciones de Coca Cola, un poco como decir que movió de un grado la inclinación de Saturno respeto a su eje.

En cambio las acciones de Facebook no sintieron ni cosquillas frente a la negativa de Waters, y es ahí en donde está el punto de inflexión sobre el cual invito a pensar un poco:


No se trata de derrumbar al “enemigo” sino de poner el limite, ahí donde uno puede y quiere, quiere y puede, para evitar que uno mismo sea el que se derrumba frente a los eventos de la vida.


Pero lo extraordinario del asunto, la guinda en el pastel llega ahora:


Pocos días después la frase de Ronaldo, aparece IKEA: aprovecha del empujón mediático y en Canadá lanza a “Cristiano”, una hermosa botella (sostenible-reciclable-ecológica y muchas otras cosas) de vidrio, para la mesa, a $1,99 indicando en la etiqueta “Reusable bottle for water only”.

La pueden admirar aquí y muy pronto, espero, en alguna bienal de arte contemporánea.


La de IKEA ¿no es una entrada en escena magistral? Y sin música… ¡Chapeau!



Epilogo:


Más allá de que todo esto pueda parecer una muchachada entre muchachos ahí arriba entre las estrellas del firmamento empresarial, en realidad conductas muy similares suceden también aquí abajo, entre calles, semáforos, desagües y barbijos mal puestos, y suceden todo el tiempo.

A veces somos Coca Cola, a veces Ronaldo, Don Zuck, Waters o IKEA, pero vestidos de otras y otros, o somos nosotros pero vestidos de ellos, creyéndonos otras y otros.


Lo difícil es darse cuenta y… poner limites.


Pero: ¿hay limites? ¿Dónde están y con qué criterios decidimos cuál es nuestro limite frente a las situaciones? (es una pregunta)



Forza Tuttx

Mirko


Ph: Ap (1961)

 

Suscríbete al newsletter de Teatrofonia AQUÍ:

Todos los meses envío un mail con links sobre actualidad, artes sonoras, artes visuales, que creo que merece la pena compartir.

Son gratis y cada uno puede darse de baja cuando quiera.


10 visualizaciones0 comentarios